El padre D.Silvio Miguel Bueno pregonó la Navidad entre el contenido social y la simbología de los tres Reyes Magos

El Real Teatro de las Cortes de San Fernando acogió, un año más, la celebración del Pregón de Navidad que anualmente, y por encomienda del Ayuntamiento de la ciudad, organiza la Real Academia de San Romualdo de Ciencias, Letras y Artes. Fue el sábado 18 de diciembre, en un acto en el que tanto la organización como el contenido de las palabras pronunciadas por el pregonero estuvieron mediatizadas por las circunstancias actuales que nos rodean provocadas por la pandemia del Covid-19. Porque el exaltador, el sacerdote y padre de la orden de los Sagrados Corazones D. Silvio Miguel Bueno Marín, se preguntó a modo de reflexión en sus primeras palabras qué es lo que posee la Navidad «que pueda ser cantada en un momento, en un año como este», en el que nos han dejado personas con las que convivíamos cotidianamente -familiares, vecinos, feligreses de su parroquia del Buen Pastor- a causa del virus que azota al mundo contemporáneo desde 2020. A lo largo de su exposición, el pregonero justificó esa necesidad de proclamar esta fiesta que en estos días se inicia, y lo hizo con un claro contenido social por una parte y por otra con una especial atención a los Reyes Magos como personajes de la Navidad que ofrecen sus regalos al Niño Dios y trasladando la simbología del oro, el incienso y la mirra a los tiempos actuales.

El Pregón de Navidad contó con la presencia de numerosas autoridades, como la alcaldesa de la ciudad, Dª Patricia Cavada, y distintos concejales del Ayuntamiento isleño tanto del gobierno municipal como del resto de la Corporación; el delegado territorial de Educación de la Junta de Andalucía; el comandante general de Infantería de Marina y, obviamente, el presidente de la Academia de San Romualdo y la totalidad de la Junta de Gobierno de esta institución. Y entre el público vecinos del Buen Pastor, de la feligresía del barrio donde el padre Silvio es un activo importante a la hora de actuar en una zona de San Fernando donde históricamente se ha necesitado una mayor atención social, y a los que el pregonero quiso saludar en sus palabras al comienzo citándolos entre las mencionadas autoridades.

Previamente a la intervención del sacerdote, el acto contó protocolariamente con la lectura del acta de nombramiento del pregonero por parte de la secretaria general de la Academia, Dª Adelaida Bordés, el acuerdo que en su día se rubricó para que el Ayuntamiento encomendara la organización del pregón a esta institución y las medidas adoptadas en este mismo acto a modo de prevención sanitaria.

Dio paso la secretaria al presentador del pregonero, D. Juan Manuel García-Cubillana de la Cruz. El académico, coronel médico y pediatra afirmó que la Academia había escogido al padre D. Silvio Miguel Bueno «por la cercanía y profundidad de su oratoria», así como por ser «un firme defensor de la civilización occidental, un gran convencido de que la ciencia y la razón contribuyen a la supervivencia», y repasó la trayectoria vocacional y laboral del pregonero, sus estudios de Teología y Filosofía vinculados a la pedagogía, su labor como fundador de asociaciones de animación sociocultural y las numerosas responsabilidades al frente de organizaciones y proyectos de alto contenido social y de ayuda a los necesitados. «Es posible que el pregón del padre Silvio guste a unos y a otros no, pero lo que es seguro es que no dejará indiferente», fueron sus palabras a modo de culminación de su presentación.

Dada la actuación situación sanitaria, el habitual concierto tras el Pregón de Navidad fue suspendido para esta ocasión, pero la música estuvo presente a lo largo de la propia exaltación gracias a la participación del conjunto Sexta Vocal, un grupo de seis jóvenes jerezanas -Alba González, Andrea Ramírez, Cristina López, Paula García, Ana Alarcón y Pilar Cano- que, tras su paso por el coro del Teatro Villamarta de Jerez, formaron este ‘ensemble’ que, desde el inicio del pregón y en determinados momentos, fue cantando villancicos y canciones populares navideñas.

Con música comenzó el padre Silvio para preguntarse cómo cantar la Navidad en las actuales circunstancias como anteriormente se ha especificado. Y hacerlo en Gallineras, «donde mis vecinos me puedan decir cabalmente ‘feliz Navidad, cura’. Donde se ve de todo: madres trabajando desde lo muy poquito, padres estrujando el fango para sacarle el sustento honestamente, jóvenes casi niños coger una paterita, manta y aguardiente para aguantar horas en la barca hasta que el trasmallo pese algo en el caño y requerir el poco sueldo en forma de pescado que Sancti Petri le daba…Y sí, además de la honradez, también he visto la ruina en las casas en forma de papelina, abandonar estudios, derrochar en coches caros llenándolos de droga…¿Cómo les pregono yo a ellos la Navidad? ¿Qué tiene esa navidad que merezca hablar de ella donde la mezquindad y a duras penas la pureza parecen convivir a partes iguales?».

El padre Silvio habló del «barrunto» que le impulsa a exaltar la Navidad, «ese reconcome extraño que me pide salir en busca de la Navidad». «La razón de esta civilización occidental me ayudará, y con ella la fe», apostilló el sacerdote, que destacó el vehículo que supone este pregón para esa búsqueda de la ‘fiesta del nacimiento de la vida’ y con él la Academia de San Romualdo «como oasis entre tanta banalidad que le aporta a esta ciudad sabiduría, ciencia, arte de todo occidente, para que no olvidemos que por aquí ha pasado una civilización que nos precede, en un universo siempre judeocristiano, que nos permite vivir con racionalidad, civilización y democracia: con cuerpo, con razón y con fe. Con eso quiero salir a buscar la Navidad, y buceo en la tradición, donde los héroes del saber, del arriesgar y del buscar tienen unos referentes claros: los Reyes Magos», explicó el pregonero.

Fue en esa parte de su disertación donde hizo protagonistas a Melchor, Gaspar y Baltasar como símbolo de la humanidad «que buscan el mismo origen en el amor; extranjeros astrónomos que son primicia de la humanidad que busca, de la auténtica paz que la humanidad anhela, porque no se buscan a sí mismo como dioses, sino a Dios que fue el que les posibilitó existir, vivir, conocer, buscar y amar». De esta manera, se detuvo en cada uno de los Magos de Oriente y los regalos que llevaron al Niño Dios: el oro, el incienso y la mirra. Oro como riqueza «pero también permanencia en el tiempo. Melchor entrega su posesión para encontrar el tesoro que solo aparece cuando te arrodillas ante Él: el verdadero Dios. El incienso de Gaspar, el aroma personal que se creaba en cada familia mezclando yerbas, que identificaba cada hogar. El monarca entrega su no ser Dios, su obediencia. Baltasar, con la mirra, símbolo de la entrega total, del amor… Melchor, Gaspar, Baltasar: tú tener, tu decidir, tu amor. En esas dimensiones nos definimos todas las personas. ¿Qué tienes, qué das, a quién amas?».

Tras detallar estos interesantes conceptos y símiles y unas palabras de reconocimiento y cariño hacia los religiosos de las distintas órdenes existentes en San Fernando por su labor en pro de quienes sufren necesidades «como Reyes Magos de lo cotidiano isleño», el pregonero finalizó su intervención siendo muy aplaudido. El acto terminó con las intervenciones del presidente de la Academia, D. José Enrique de Benito, y de la alcaldesa de la ciudad, Patricia Cavada. El máximo representante académico quiso tener un recuerdo para quienes nos han dejado a causa de esta pandemia, recordó que el Covid-19 provocó la suspensión del pregón el año pasado y cómo la Academia se ha venido adaptando a estas circunstancias gracias a sus emisiones on line en su página web y trasladó unas felices fiestas a los asistentes al acto y por extensión a familiares y allegados «y que el año 2022 nos devuelva la normalidad a nuestras vidas», no sin antes felicitar al pregonero y a Sexta Vocal por su participación y agradecerles su labor. La primera edil de la ciudad clausuró el acto expresando su emoción por el contenido del pregón e invitando a todos y a todas a extender la solidaridad ciudadana navideña al resto del año para construir una sociedad más justa y armónica.

En el siguiente vídeo se puede visionar el acto completo y posteriormente se adjunta una galería fotográfica del evento.

La Academia de San Romualdo quiere aprovechar estas líneas para felicitar la Navidad a cuantas personas siguen sus actividades y desearles un feliz inicio de 2022.

Deje un comentario sobre esta comunicación o noticia

A %d blogueros les gusta esto: