El Memorial Torres Aléu llena el Castillo de San Romualdo de color naranja y de remembranzas del pintor

Ante su retrato, ubicado espacialmente en un lateral para permitir la actuación flamenca prevista pero colocado en el centro del corazón -naranja- de todos los presentes, los miembros de la Real Academia de San Romualdo quisieron rendir un homenaje, en la tarde del pasado martes 3 de mayo, a la figura del recordado académico que, con sus pinceles en mano y mirada entre misteriosa y divertida, protagonizaba el óleo al que los ojos de los presentes se dirigieron frecuentemente durante el transcurso del acto.

Ahí estaba el pintor de la Academia, el artista que fue durante trece años vocal de Artes de la junta de gobierno de esta institución cultural de la ciudad de San Fernando. Ángel Torres Aléu falleció en octubre de 2019 y desde 1972 pertenecía a San Romualdo. Ahora, y una vez que la situación sanitaria ha mejorado, se ha podido llevar a cabo el ‘Memorial Torres Aléu’, nombre con el que se ha denominado este sentido homenaje académico al extraordinario pintor y en el que participaron con sus respectivas glosas cuatro académicos estrechamente relacionados con el artista: D. José Enrique de Benito Dorronzoro, D. José Carlos Fernández Moreno, D. Juan Antonio Lobato García y Dª Adelaida Bordés Benítez. A todo ello se sumó una actuación flamenca, la de la artista Rosario Benítez acompañada a la guitarra por Jaime de La Isla, conformando una estampa llena de movimiento, de vida. Como al pintor le hubiera gustado, amante de la alegría, del flamenco y de los colores. Especialmente del naranja, el tono con el que aseguraba que caían las tardes por los rincones de San Fernando. Por eso el naranja viene unido desde hace años, indefectiblemente, a Torres Aléu. De hecho, su biografía fue escrita por Dª Adelaida Bordés Benítez y presentada en 2017 bajo el título ‘Naranja y botella’, y en ella se puede conocer la vida del artista, su trayectoria, sus obras, su familia… Razón de más para que la biógrafa de Torres Aléu interviniera en este memorial con unas palabras en las que hizo imaginar al pintor utilizando sus pinceles «en una vida que no fue fácil», no obstante matizó, «sin que por ello perdiera su sonrisa y las ganas de pintar».

Del denodado trabajo que durante años llevaron a cabo juntos en la directiva de la Academia para luchar por la cultura en La Isla habló D. José Carlos Fernández , que fue el presidente de la institución académica durante los años en los que Torres Aléu fue vocal de Artes. Fernández Moreno no quiso olvidarse de la responsabilidad que, desde San Romualdo, se adoptó en momentos cúlmenes para la cultura y la historia del San Fernando contemporáneo: la conmemoración del 2010, los actos del 2012, los 250 años del título de ciudad en 2016…»ante la bochornosa dejación de la administración local. Y todo ello con reducidísimos recursos económicos y sin un solo euro de ayuda municipal. El pintor no me perdonaría que yo, hoy, no dijera esto aquí», aseveró. Del entusiasmo de D. Ángel Torres, de su preocupación por el estado de La Isla, de la paz que infundían sus palabras, trataron también las palabras del expresidente de la Academia.

D. Juan Antonio Lobato es el actual vocal de Artes de San Romualdo. En sus palabras relató la primera vez que, siendo niño y acompañando a su padre a un comercio de la ciudad, vio a Torres Aléu pintar un cuadro en su interior por encargo del propietario. Una anécdota entrañable que dio lugar la encendida defensa del orador por el cultivo de la técnica pictórica del maestro homenajeado, sus propios métodos. «Son las sensaciones y no el cognitivo las que constituyen el reino de la estética», afirmó Lobato parafraseando a Immanuel Kant.

D. José Enrique de Benito Dorronzoro, actual presidente de la Academia, habló sobre Ángel Torres como la persona, el académico, el maestro y el artista, imbricando los cuatro conceptos en la trayectoria y vida del pintor, «amante del arte, de la belleza. De la conjunción de estos cuatro aspectos nos queda el hombre y su obra, que deja huella y será inolvidable. Él no estará viendo ahora, con esa media sonrisa socarrona que vemos en el retrato. Una bellísima persona, un magnífico artista y un gran académico».

Como culminación del acto celebrado en el Castillo de San Romualdo tuvo lugar la inauguración de la exposición titulada ‘Goya: sueño y razón’, una apuesta pictórica de la Academia a través de la Asociación Artístico Cultural Solarte, con fotografías de D. José Gómez Granado y D. Carlos de la Torre. El primero de ellos también tomó la palabra previamente a la inauguración para mostrar su agradecimiento a la Academia por esta muestra, que permanecerá en el Castillo hasta el 22 de mayo, en horario de 10 a 14 y de 18 a 20 horas y los sábados y domingos de 10 a 14 horas (lunes cerrado), así como a la delegada de Cultura del Ayuntamiento isleño, Dª Mar Suárez, presente en el acto.

Se ofrece a continuación el vídeo del acto completo, con las intervenciones dedicadas a Torres Aléu, y un recorrido por la exposición fotográfica indicada, y posteriormente una galería de imágenes.

Deje un comentario sobre esta comunicación o noticia

A %d blogueros les gusta esto: