El doctor y académico de honor D. Juan García Cubillana recibió la Medalla de la Ciudad de San Fernando

El prestigioso doctor y pediatra D. Juan García Cubillana, académico de honor de la Real Academia de San Romualdo, recibió el viernes 22 de julio de 2022 la Medalla de la Ciudad de San Fernando en el transcurso de un solemne acto celebrado en el Real Teatro de las Cortes con la presencia de la totalidad de la Corporación municipal, autoridades civiles y militares, representantes de numerosos colectivos profesionales -entre ellos los relacionados con la medicina- y ciudadanos hasta completar el aforo del coliseo de una ciudad que, con esta importante distinción, premia la brillante trayectoria del doctor García Cubillana, académico de San Romualdo desde 1963 y que fue nombrado académico de honor en 2018 por los méritos contraídos con esta corporación durante ese prolongado periodo de tiempo.

El Ayuntamiento de San Fernando dio así cumplimiento al acuerdo plenario adoptado el pasado mes de junio en el que todos los partidos políticos con representación municipal apoyaron esta iniciativa a la que se venido sumando numerosas instituciones y colectivos ciudadanos, entre ellos la Academia de San Romualdo. Precisamente y en el transcurso del acto de entrega de la distinción, el presidente de esta institución, D. José Enrique de Benito Dorronzoro, fue una de las personas que tomó la palabra para destacar los méritos tanto profesionales como personales del homenajeado. Previamente a ello, y según el orden del acto, fue el primer teniente de alcaldesa, D. Conrado Rodríguez, quien dio lectura al acuerdo plenario de la concesión de la Medalla de la Ciudad a la personalidad del doctor García Cubillana, también académico correspondiente de la Real Academia de Medicina y Cirugía, de Cádiz; ateneísta de número del Ateneo Literario, Artístico y Científico, de la capital gaditana; y socio de honor de la Sociedad de Pediatría de Andalucía Occidental y Extremadura, y de la Asociación Española de Pediatría, también de Cádiz. En 2015, el Colegio Oficial de Médicos de Cádiz le otorgó el primer Premio de Medicina Gaditana.

Palabras del presidente de la Academia

Tras la lectura del documento formal, la alcaldesa de la ciudad, Dª Patricia Cavada, concedió la palabra al presidente de la Academia de San Romualdo, que en su exposición hizo un recorrido por la trayectoria profesional del distinguido académico, entre cuyos datos no faltaron las referencias a su pertenencia al cuerpo de sanidad de la Armada, su nombramiento como director del Hospital de San Carlos en 1986 ya siendo coronel médico o su incansable labor médico-social «atendiendo a miles de niños de La Isla que le deben sus cuidados y atención médica, en sus domicilios o en su consulta. Se pueden contar por generaciones. Niños que ya son padres, padres que ya son abuelos. En sus paseos diarios por la ciudad, son muchas las personas que se acercan a saludarle y mostrarle su agradecimiento con cariño y respeto». No quiso dejar pasar la oportunidad el presidente de la Academia para destacar como en estos sesenta años de académico el doctor García Cubillana se ha involucrado ininterrumpidamente en el quehacer de la institución, desde su pertenencia a la junta de gobierno en varias etapas como participando en infinidad de actos ofreciendo conferencias, ponencias, etc. hasta la señalada fecha del 18 de octubre de 2018 cuando recibió el nombramiento de académico de honor, siendo actualmente el miembro de San Romualdo que atesora más tiempo como tal. Finalmente, De Benito Dorronzoro hizo una semblanza de su vida personal, su eterna vinculación con su querida y recordada esposa y «el cariño de su numerosa familia, conformada por 11 hijos, 24 nietos y 12 bisnietos». Terminó afirmando que «somos nosotros los que debemos estarle agradecidos por su ejemplo, por el modelo de una vida dedicada a los demás, por su determinación, fortaleza en tiempos difíciles y enseñarnos a lograr, partiendo de su origen modesto, alcanzar las más altas metas y además con el agradecimiento del pueblo que le vio nacer, donde siempre ha vivido, y que hoy recompensa el buen hacer de una vida que, deseamos y pedimos a Dios, se prolongue mucho más tiempo con nosotros».

Fue tras la intervención del presidente de la Academia cuando la alcaldesa de San Fernando procedió a la entrega de la distinción concedida al doctor García Cubillana, consistente en el pergamino enmarcado explicativo de esta concesión y la propia Medalla de la Ciudad. La primera edil también le impuso el escudo de San Fernando antes de cederle la palabra a María Morales García Cubillana, nieta de D. Juan y que habló en representación de sus familiares más jóvenes. La joven destacó cómo todos los nietos han recordado en estas pasadas semanas momentos imborrables en el seno de la vida familiar, el ejemplo que el doctor ha sido para ellos, su amor a los animales y el orgullo que para todos supone este reconocimiento. Sus emotivas palabras dieron paso a la intervención de D. Juan Manuel García Cubillana de la Cruz, hijo del prestigioso pediatra y también académico de San Romualdo, que realizó una glosa sobre la figura de su padre desde el aspecto familiar, en la que no faltaron entrañables momentos que decidió compartir con los presentes. «Desde pequeños siempre recordamos a nuestro padre trabajando. Al provenir de una familia humilde, nuestro padre nos educó en la ética del esfuerzo, en la cultura, en la lectura y las humanidades, así como en evitar el excesivo culto al hedonismo», aseveró, destacando el esfuerzo realizado por sus progenitores para que sus hijos disfrutaran de una educación universitaria, sana y en directa relación con la naturaleza y el esfuerzo físico como desarrollo del cuerpo y la mente.

Fue posteriormente el momento de las palabras del doctor García Cubillana. Visiblemente emocionado en distintos momentos de su intervención, no quiso dejar pasar por alto el recuerdo al académico D. Jerónimo Prieto Pontones, fallecido recientemente, citándolo en un gentil gesto. Agradeció a la Corporación, representada en su alcaldesa, y a quienes se han adherido, la iniciativa la concesión de esta distinción. Citó a Antonio Machado y su máxima «lo más difícil en la vida no es llegar, sino el camino que hay que recorrer hasta alcanzarla» como ejemplo de su trayectoria, así como al empresario Juan Roig («Ninguna meta se alcanza si no es a través de la cultura del esfuerzo»). Rememoró aquella Isla de León que él recuerda desde pequeño, la calle Real de entonces, «esa luz de mi Isla» y cómo ha tenido la oportunidad de vivir fuera de la ciudad por sus obligaciones laborales y circunstancias familiares sin que en ningún momento lo hiciera a pesar de estar tentado, especialmente cuando incluso casi tenía cerrado residir en un barrio madrileño. «Miré a mi mujer y le dije: ¿Sabes en qué estoy pensando? Y ella me dijo: en lo mismo que yo: vámonos para La Isla».

«Dios me ha otorgado alcanzar una edad longeva con un aceptable estado de salud, pudiendo disfrutar día a día y con ilusión del especial sabor e idiosincrasia de nuestra ciudad, junto al aprecio de convecinos y amigos, lo que colma y justifica plenamente mi continuidad vital. Este inesperado homenaje de concesión de la Medalla de la Ciudad ha despertado en mí un profundo y entrañable sentimiento de agradecimiento y, si cabe, de mayor isleñismo», aseveró el doctor García Cubillana, que finalizó sus emotivas palabras repitiendo varias veces la palabra «gracias», dirigida hacia quienes han hecho realidad este feliz reconocimiento.

Cerró el acto la alcaldesa, Dª Patricia Cavada, tildando a D. Juan García Cubillana de «ilustre isleño, apreciado médico civil y militar que ha velado por la salud de sus vecinos y vecinas durante 70 años, que ha dedicado su vida al servicio a los demás, y que es un ejemplo y un motivo de orgullo para isleños e isleñas. Tengo muy presente que es una obligación de las instituciones como la que presido honrar a sus vecinos más ilustres, dedicar tiempo y esfuerzo a reconocer públicamente y distinguir a aquellos y aquellas que con su trayectoria, tanto personal como profesional, han aportado tanto y nos han hecho crecer como sociedad, que nunca han desfallecido para lograr el bienestar de los que les rodean». Del mismo modo, la regidora de la ciudad afirmó que el doctor y académico García Cubillana es «un prohombre, un intelectual, que también ha divulgado, formado, que sigue siendo miembro de academias y ateneos, autor de publicaciones. Un verdadero hombre de ciencias y también de letras. Un maestro. Siempre pensando en el bien común, como destacaba en su adhesión a este reconocimiento nuestro querido Juan Torrejón. Esta ciudad solo puede sentir orgullo por ti y porque te sientas parte de ella, porque la lleves a gala, por tu generosidad y tu entrega. Hoy aquí, en este merecido acto público de reconocimiento, quiero decirte una vez más que tienes toda nuestra consideración y nuestro respeto”.

El solemne acto terminó con la interpretación de los himnos de España y Andalucía y los cerrados aplausos de los presentes.

Deje un comentario sobre esta comunicación o noticia

A %d blogueros les gusta esto: