Recorrido histórico por los tres siglos de la Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla, la más antigua de las academias

La Real Academia de San Romualdo celebró, el pasado martes 19 de abril, sesión de junta pública y solemne en la que el doctor  D. Jesús Castiñeiras Fernández, catedrático de Urología de la Universidad de Sevilla, tomó posesión de una plaza de académico correspondiente tras pronunciar su discurso titulado ‘La Regia Sociedad de Medicina y otras ciencias: academia fundada en 1693’. Con su exposición, desgranó la historia de la Academia de Medicina y Cirugía hispalense, la más antigua existente y con una trayectoria de gran relevancia a lo largo de más de tres siglos. El disertador, conocedor sobresaliente de esta institución, ha sido presidente de ésta durante ocho años.

El acto se celebró en el auditorio del Centro de Congresos ‘Cortes de la Real Isla de León’, contando con la presencia de D. Benito Valdés Castrillón, presidente del Instituto de Academias de Andalucía, que acompañó en la Presidencia al máximo representante de la Academia de San Romualdo, D. José Enrique de Benito Dorronzoro.

D. Jesús Castiñeiras fue presentado por el académico D. Juan Manuel García-Cubillana de la Cruz, miembro de la junta de gobierno de San Romualdo y bibliotecario de esta institución, que además de enumerar las excelencias del nuevo académico, destacó el importante papel que las academias desempeñan en la vida cultural de la sociedad, dada la relevancia que supone la existencia de una institución tan longeva como la Real Academia de Medicina y Cirugía de Sevilla. “Una sociedad sin academias y sin universidades se irá pudriendo y la mediocridad, la estulticia y la estupidez la convertirán en una masa amorfa, incapaz de actuar y de pensar», aseveró el presentador, haciendo uso de una reflexión del doctor D. Antonio Bascones, presidente de la Real Academia de Doctores de España. García-Cubillana de la Cruz afirmó que el doctor Castiñeiras Fernández “ha gestado su prestigio a base de esfuerzo, aprendizaje y experimentación, que le ha llevado a ser uno de los 25 urólogos más prestigiosos de España, según lo publicado en el periódico ‘El Español’ el 28 de febrero pasado”.

Con este apunte y una semblanza de su currículum, el presentador finalizó para que el presidente de la Academia de San Romualdo diera la palabra al conferenciante. En su declaración de intenciones, el doctor Castiñeiras adelantó que su exposición estaría dividida en cuatro bloques: de la organización original en 1693 llamada ‘Veneranda Tertulia Médica Hispalense’ a la actual Real Academia de Medicina; la sede de la regia corporación a lo largo de los años; la relación de la realeza española (austrias y borbones) con esta institución académica y, finalmente, la destacada pinacoteca del Salón Ramón y Cajal, también llamado ‘Salón rojo’, una de las instalaciones de la Academia de Medicina y Cirugía más destacables.

El nuevo académico correspondiente también indicó tres fechas fundamentales para la evolución de la academia hispalense a lo largo de la historia: 1693, 1700 y 1830. En el contexto de la Sevilla en la que proliferaron las llamadas tertulias de enciclopedistas, surgió la Vereranda Tertulia Médica Hispalense, defensora de un concepto más evolucionado de la medicina y de una formación de los futuros médicos más abierta. Quienes hicieron posible estos avances no se salvaron de los objetivos de la Inquisición –muy activa en Sevilla- y de la persecución de los judíos en el caso de nombres de doctores que detalló el conferenciante. En relación con los inicios del siglo XVIII, el doctor Castiñeiras se centró primordialmente la relación de la ‘Veneranda’ con monarcas como Carlos II, Felipe V (con el que la institución se denominó ‘Regia Sociedad’ o Fernando VII, ya en 1830, cuando el Rey decreta la denominación actual.

Las diferentes sedes que a lo largo de estos siglos ha disfrutado la Academia de Medicina y Cirugía aportando imágenes de ellas y las excelencias de la actual también formaron parte de una disertación que dio paso a la solemne ceremonia por la cual el doctor D. Jesús Castiñeiras recibió el diploma acreditativo como nuevo académico correspondiente y previamente le fue impuesta, por el presidente de San Romualdo, la medalla de la institución.

Antes de que D. José Enrique de Benito levantara la sesión, le cedió la palabra al presidente del Instituto de Academias de Andalucía, D. Benito Valdés, que mostró su satisfacción “por estar en La Isla de León, nombre que Fernando VII cambió por San Fernando aunque prefiero el anterior”, dedicando elogios a la Academia de San Romualdo “porque es un faro de la cultura y de la difusión del conocimiento en esta ciudad”. Felicitó al nuevo académico correspondiente, especialmente por la relación académica entre ambos, y sus conocimientos sobre la urología y la historia de la medicina.

Se ofrece a continuación el vídeo completo del acto a través del cual se pueden conocer los detalles de las intervenciones, así como una galería fotográfica.

Deje un comentario sobre esta comunicación o noticia

A %d blogueros les gusta esto: