«Este acto debe ser, por encima de todo, un homenaje a tantas miles de personas que han dado su día a día por Bazán»

Domingo de conmemoración en el Real Teatro de las Cortes de San Fernando el pasado 26 de junio de 2022. El icónico y regio inmueble de la ciudad acogió un importante acto organizado por la Real Academia de San Romualdo de Ciencias, Letras y Artes con el que esta institución rendía un emotivo homenaje a uno de los pilares empresariales e idiosincráticos de San Fernando: la Empresa Nacional Bazán.

Ahora, rebautizada en su día como Navantia, la apreciada compañía industrial cumple el 75 aniversario de su fundación, y la Academia de San Romualdo no ha querido que esta conmemoración pase por alto en la programación del curso 2021-2022, de manera que este acto ha sido además el broche de oro a un intenso programa de actividades académicas llevadas a cabo desde octubre de 2021 siempre en defensa de los valores culturales de la ciudad.

El homenaje a la E.N. Bazán contó con la presencia de autoridades de relevancia en la ciudad, tanto civiles como militares. Entre ellas, la alcaldesa de la ciudad, Dª Patricia Cavada; el almirante del Arsenal de la Carraca, D. Juan Antonio Cornago Diufaín, y cómo no, los directivos y representantes de Navantia: D. José Antonio Rodríguez Poch, director del Negocio de Corbetas y Buques de Acción Marítima; Dª Cristina Abad Salinas, directora del Negocio de Sistemas; D. Antonio Domínguez Abecia, director del Negocio de Reparaciones Bahía de Cádiz, y los responsables del comité de empresa con su presidente a la cabeza, D. Jesús Peralta López; del Grupo de Empresa Bazán, presidido por D. Antonio Rivero Torrejón, y relaciones institucionales de Navantia. En el patio de butacas, numerosas caras conocidas de empleados que han dado toda su vida profesional por la empresa bazanera y que sintieron este reconocimiento académico como también un homenaje a la trayectoria laboral de todos ellos.

El acto constó de dos partes diferenciadas enlazadas por las intervenciones de las autoridades presentes. En una primera mitad, tuvo lugar una conferencia con la E.N. Bazán como protagonista y en la segunda un concierto con el estreno de una obra musical dedicada a la empresa. De esta manera, la disertación estuvo a cargo de D. Manuel Pérez Rodríguez. Compositor y director de orquesta nacido en San Fernando, su amplio currículum está detallado en la noticia previa del acto subida a esta página web el pasado 20 de junio. Y por lo que respecta al apartado musical, la Academia contó para este acto con la presencia de la Banda Sinfónica de Córdoba, formación que estuvo dirigida en el concierto por D. Juan Manuel Morat Pomar, director titular de la formación.

Las palabras de introito de la secretaria general de la Academia, Dª Adelaida Bordés, dieron paso a la exposición de D. Manuel Pérez Rodríguez, que haciendo gala de una acertada originalidad en su disertación, optó por esbozar la historia de la E.N. Bazán pero haciéndolo en primera persona, es decir, personificando a la empresa y poniéndole voz como si explicara al público asistente sus devenires a lo largo de estos 75 años de existencia. De esta manera, Pérez Rodríguez señaló que sus palabras estaban escritas «a modo de carta que les traerán muchos recuerdos», apostillando no obstante el protagonismo del concierto posterior, ya que «la música comienza donde terminan las palabras, y con música es como mejor podemos celebrar este evento».

Antes de ofrecer sus reflexiones, D. Manuel Pérez agradeció el asesoramiento ofrecido por D. Manuel Ruiz Martínez, «de las personas que más saben de Bazán y que amablemente me ha facilitado la documentación necesaria para estas palabras».

Pérez Rodríguez citó los orígenes de la construcción militar en España que dieron paso al nacimiento de la E.N. Bazán, la consustancial relación con los arsenales de la Armada, el «eje central» de la factoría naval -nuevas construcciones y reparaciones-, la fábrica de artillería durante el florecimiento de la compañía y las obras civiles e hidráulicas que se llevaron a cabo antaño.

Más de cuatro mil empleados en Bazán

«No había acontecimiento en la ciudad en la que Bazán no tuviera una participación relevante», aseveró el disertador, afirmando que «la influencia de los hombres de Bazán ha sido notable en todos los terrenos, desde lo tecnológico a lo social, artístico e incluso en lo político». Recordando que la factoría contó con más de 4.000 empleados, no quiso dejar pasar el papel de la Escuela de Aprendices, cómo muchos padres e hijos compartían aquellas experiencias teórico-prácticas siendo así «un sello» que marcó a las familias isleñas de todas estas décadas, recordando además lo que supuso el nombre de Bazán para el desarrollo demográfico, social y deportivo de la ciudad, desde la creación del barrio isleño que hoy posee su nombre a los equipos deportivos, instalaciones e infraestructuras de suministros y sanitarias.

En su ‘carta personal’, D. Manuel Pérez no quiso dejar pasar los momentos delicados vividos a la hora de hablar de la carga de trabajo, pero lanzó un mensaje de optimismo «para que su futuro sea próspero y así lo sea también para la ciudad». El orador culminó su exposición con esta máxima a modo de postdata: «En mi vida tanto luché / que por mi empresa viví / y aunque muera no moriré / mas por mis hechos decidí / que en el recuerdo viviré / si se sigue hablando de mí. / Firmado: Empresa Nacional Bazán«.

Ya en las palabras institucionales, D. José Antonio Rodríguez Poch habló en nombre de Navantia, agradeciendo el evento conmemorativo. «Setenta y cinco años de nuestra historia que hemos compartido con la ciudad de San Fernando, en su ADN. Más de 400 buques construidos con las manos de personas de esta tierra. Todos hemos tenido o tenemos un familiar en Bazán, en Navantia». A continuación, anunció la entrega de un obsequio a D. Manuel Pérez y a la Academia de San Romualdo, consistente en una reproducción de la puerta de Carlos VI, «insignia de lo que es el Arsenal de La Carraca y de entrada a nuestra empresa».

La alcaldesa de la ciudad, Dª Patricia Cavada, mostró su satisfacción tanto institucional como personalmente por encontrarse en este acto. «Una empresa que es identidad de la ciudad, de la que todos los isleños e isleñas podríamos escribir una enciclopedia de anécdotas e historias relacionadas con una empresa que ha marcado a San Fernando, que ha sabido adaptarse a los tiempos, a la diversificación a la hora de acometer el trabajo que viene».

D. José Enrique de Benito, en los primeros momentos de su intervención, afirmó que la Academia de San Romualdo, «fiel a su compromiso de conmemorar hechos relevantes relacionados con nuestra ciudad, decidió en su momento celebrar los 75 años de Bazán, considerándola de singular importancia en el devenir económico y social no sólo de San Fernando, sino también del resto de las poblaciones de la Bahía que contribuyeron con su personal al trabajo de esta empresa». Fueron palabras también emotivas dada la estrecha relación del presidente de la institución con la factoría isleña, que citó a título particular a personas y hechos acaecidos en este enclave durante sus etapas siendo un niño y posteriormente como oficial de la Armada.

Concierto con estreno absoluto

Sin olvidar agradecer las palabras pronunciadas por D. Manuel Pérez y la composición musical de su autoría que se estrenaría minutos después; la participación de la Banda Sinfónica de Córdoba; la colaboración del Ayuntamiento en este acto, la presencia de la dirección y representantes de Navantia y el trabajo llevado a cabo por la junta directiva de la Academia, De Benito Dorronzoro afirmó que «este acto extraordinario debe ser, por encima de todo, un homenaje a tantas miles de personas, anónimas en su mayoría, que a lo largo de estos 75 años, dieron día a día lo mejor de sus vidas y de sus conocimientos y habilidades para conseguir no sólo sacar adelante a sus familias, sino también obtener los mejores resultados a nivel nacional e incluso internacional en el complicado mundo de la industria naval».

Tras las palabras de las autoridades presentes, la Banda Sinfónica de Córdoba ofreció el concierto en el que se interpretaron por este orden las siguientes obras: ‘Capricho andaluz’ (Cipriano Martínez Rücker); ‘Los puertos’ (Germán Álvarez Beigbeder); ‘Chiclanera’ (Vega, Oropesa y Carmona); ‘Cádiz’ (Chueca y Valverde); ‘La Isla’ (Rafael Márquez Galindo) y el estreno absoluto de la obra ‘Bazán’, fantasía para banda de D. Manuel Pérez Rodríguez. Las obras fueron dirigidas por D. Juan Manuel Morat Pomar, que cedió la batuta a D. Manuel Pérez a la hora de interpretar ‘La Isla’ de Márquez Galindo. En la pieza ‘Chiclanera’ intervino el barítono D. Ángel Tomás Pérez Cruceira.

Ofrecemos a continuación el vídeo del acto completo -conferencia y concierto- y posteriormente una galería fotográfica.

Deje un comentario sobre esta comunicación o noticia

A %d blogueros les gusta esto: