El estudio de los refranes adaptado a la medicina y a los alimentos centró el discurso de ingreso del doctor Pérez

La Academia de San Romualdo celebró, el martes 22 de marzo, una nueva sesión de junta pública y solemne en la que tomó posesión un nuevo académico correspondiente: el doctor D. Antonio Pérez Pérez, especialista en Anestesiología y Reanimación del Hospital Universitario Puerta del Mar de Cádiz. Las tomas de posesión previstas en cursos pasados se vieron afectadas por las circunstancias provocadas por la pandemia del Covid-19 y ahora la institución académica viene celebrando estos ingresos que, por circunstancias sobrevenidas, no pudieron formalizarse en su momento.

Interesante y original recorrido el realizado por el doctor Pérez Pérez en su discurso de ingreso bajo el título de ‘Aproximación al refranero médico: paremiología y dieta’. La paremiología es la disciplina que estudia los refranes, los proverbios y demás enunciados breves y sentenciosos cuya intención es transmitir algún conocimiento tradicional basado en la experiencia. En este caso, el nuevo académico -que tras su disertación recibió la medalla de San Romualdo y el diploma acreditativo de su nueva condición de correspondiente de manos del presidente, D. José Enrique de Benito- relacionó la paremiología con la medicina y los refranes que, a lo largo de la historia, bien procedentes de la literatura como de la sabiduría popular, han tenido como protagonistas a determinados alimentos habitualmente consumidos por el ser humano.

El doctor D. Antonio Pérez fue presentado por D. Juan Manuel García Cubillana de la Cruz, coronel médico y bibliotecario de la Academia de San Romualdo, que desgranó la trayectoria profesional del nuevo recipiendario de ciencias, poseedor de hasta catorce premios médicos por su labor, así como su labor como escritor de libros y textos relacionados con la medicina, todo ello tras señalar la relevancia que en la literatura española tienen los refranes «como compendio vivo de las creencias del habla popular y rústica», así como su aplicación a la medicina.

Tras tomar la palabra dada por el señor presidente de la Academia, el doctor Pérez Pérez quiso agradecer sus palabras al presentador, así como a personas e instituciones de su entorno que, a lo largo de su trayectoria, han contribuido a su crecimiento profesional y personal. Anunció que su discurso de ingreso estaría vertebrado en cuatro apartados: Qué es la Paremiología; cuáles son los orígenes de la Paremiología médica; la dieta mediterránea y Cádiz desde un punto de vista histórico-médico y, finalmente, las conclusiones.

Respecto a la disciplina paremiológica, advirtió que con el tiempo ha ido ganando terreno la idea de que su uso corresponde «a gentes poco cultas, del ámbito rural, de avanzada edad y aferradas al pasado», afirmando que, sin embargo nada menos cierto y una prueba de ello son las variantes con las que se siguen actualizando los refranes históricos, exponiendo varios casos de ellos

Seguidamente, el conferenciante afirmó que el alcance de los refranes llega a todas las parcelas de la vida «aunque, dada mi profesión, quiero referirme a los concernientes a la salud y a la Medicina que suponen una notable aportación al patrimonio de nuestra Historia tal como dejó reflejado el Doctor D. Laureano Olivares y Sexmilo (1881-1944) en el prólogo que dedicó a la famosa obra paremiológica del médico D. Antonio Castillo de Lucas (1898-1972) en donde dio una explicación histórica a su amplio número y riqueza al indicar que junto a la experiencia empírica popular otros corresponden a antiguas sentencias de médicos o pensamientos de autores clásicos de la Historia de la Medicina, es decir, no es inusual que muchos refranes médicos, a diferencia de los populares, se relacionen con aforismos hipocráticos, sentencias galénicas o reglas avicenianas».

Señaló el doctor Pérez que los primeros textos de carácter médico aparecieron en las llamadas Culturas arcaicas, creadoras de la escritura, que se asentaron principalmente en Mesopotamia, Egipto y Judea si bien, en estas, se seguía creyendo que la enfermedad era producto del pecado y que la curación correspondía a los dioses a través de los llamados sacerdotes-médicos, «lo cual, sin duda, las aleja también del objeto de nuestro estudio. A lo sumo, quizás, de entre todas ellas debamos destacar, en cuanto a sus aportaciones al campo de la alimentación saludable y de la Higiene, a la cultura hebrea, de hecho hay muchos estudiosos que consideran a Moisés (c. S. XIV-S. XIII a. C.) como el primer codificador de la Higiene». Tras destacar la cultura griega como ámbito para encontrar textos relacionados con lo que conocemos como dieta alimenticia, aseveró que fue la Medicina Medieval la que facilitó el acuñamiento de los refranes que nos ocupan al incluir en su “Pars Practica”, junto a la Medicina terapéutica o sanadora basada en remedios farmacéuticos y quirúrgicos, la llamada Medicina preventiva o dietética que podía ser aplicada directamente por las clases populares sin mediación del galeno.

Sin embargo habría que esperar hasta 1569 para ver editada, en Valencia, la primera obra en castellano dedicada en exclusiva a la Paremiología médica, me refiero al texto titulado “Refranes de mesa, salud y buena crianza” de Juan Lorenzo Roca (1524-1579) que en su primera edición ya incluyó casi 300 refranes sobre esta materia. A esta sigue por su importancia histórica en nuestro país la publicada en Granada, en dos tomos, en 1615 y 1616 por Juan Sorapán de Rieros (1572-1638) como “Medicina española contenida en proverbios vulgares de nuestra lengua”. Más cercana a nuestros días es la ya citada del Doctor D. Antonio Castillo de Lucas, editada en Madrid en 1944, como “Refranero médico” donde comentó, entre otros, refranes clásicos de Pedro de Vallés (S. XVI), Gonzalo Correas (1571-1631) y Fernando Arce de Benavente (S. XVI). Finalmente, y para concluir el segundo apartado de su disertación, el doctor D. Antonio Pérez destacó, entre los compendios médicos paremiológicos actuales, el publicado por D. José de Jaime Gómez (1921-2014) y D. José María de Jaime Lorén (1952) bajo el título de “Paremiología médica española”, impreso en Valencia en 2001, donde lograron reunir más de once mil refranes referentes a la Medicina, Farmacia y Veterinaria.

Posteriormente, el disertador puso de manifiesto los refranes centrales más significativos relacionados con este tema, y obviamente avalados por la Ciencia, desde un punto de vista histórico-médico. Para ello, primeramente, hizo varias consideraciones generales sobre la importancia para la salud en adquirir unos adecuados hábitos alimentarios. Seguidamente se centró en los efectos saludables de la dieta mediterránea, refrendados desde mediados del siglo pasado por el epidemiólogo estadounidense Mr. Leland Girard Allbaugh (1896-1991) y por el fisiólogo norteamericano Mr. Ancel Benjamin Keys (1904-2004). y por último pasó a abordar algunos de los aspectos más sobresalientes de la gastronomía gaditana, siempre apoyado en numerosas imágenes que fue proyectando en pantalla, algunas de ellas con refranes populares que agradaron al público como se demostró al término de su discurso de ingreso, a tenor de los numerosos aplausos cosechados.

Ofrecemos a continuación el vídeo íntegro del acto y del discurso de ingreso donde se pueden conocer todos los detalles de su contenido, así como una galería fotográfica.

Deje un comentario sobre esta comunicación o noticia

A %d blogueros les gusta esto: