‘Elio Antonio de Nebrija, debelador de la barbarie de ayer y de hoy’, conferencia que ha inaugurado el nuevo curso

La Real Academia de San Romualdo ha iniciado el curso académico 2022-2023 con un solemne acto celebrado en el Centro de Congresos ‘Cortes de la Real Isla de León’ de San Fernando, en el que en una primera parte tomaron posesión de sus cargos los miembros de la nueva junta de gobierno de esta institución académica, recibiendo sus respectivas credenciales de manos del Sr. presidente, D. José Enrique de Benito Dorronzoro, que previamente agradeció la asistencia de un nutrido público al acto al que también acudieron la alcaldesa de la ciudad, Dª Patricia Cavada Montañés, D. Juan Antonio Cornago Diufaín, jefe de la Base Naval de la Carraca, D. Antonio Pazos García, director del Real Observatorio de la Armada, así como otros representantes institucionales de la ciudad.

El Sr. presidente quiso comenzar esta sesión pública y solemne informando de que la programación completa del curso recién iniciado se puede consultar en la web oficial de la Academia, y citó algunos actos que se desarrollarán en estos meses como ejemplo de un curso de «muy variado contenido». Posteriormente, citó a la Sra. secretaria general, Dª Adelaida Bordés Benítez, para la lectura del acta donde consta la constitución de la nueva junta de gobierno, que queda de la siguiente manera:

-Presidente: D. José Enrique de Benito Dorronzoro.

-Vicepresidente: D. Juan Torrejón Chaves.

-Secretaria general: Dª Adelaida Bordés Benítez.

-Censor: D. José Carlos Fernández Moreno.

-Tesorero: D. José Manuel Bravo Vila.

-Bibliotecario: D. Juan Manuel García Cubillana de la Cruz.

-Adjunta a bibliotecario: Dª Yolanda Muñoz Rey.

-Vocal de Ciencias: D. Fernando Belizón Rodríguez.

-Vocal de Letras: Dª María Elena Martínez Rodríguez de Lema.

-Vocal de Artes: D. Juan Antonio Lobato García.

Finalizado el acto de toma de posesión, tuvo lugar el discurso de apertura del curso académico 2022-2023 a cargo del profesor D. José María Maestre Maestre, titulado ‘Elio Antonio de Nebrija, debelador de la barbarie de ayer y hoy’. De esta manera, la Academia de San Romualdo participaba de los actos que se están celebrando en España con motivo del V centenario del fallecimiento de esta personalidad clave en la gestación y desarrollo de la gramática española. Nacido Elio Antonio Martínez de Cala y Jarana, como tantos otros humanistas decidió sustituir el apellido de sus padres por una referencia a su lugar de nacimiento, de modo que se llamó Antonius Nebrissensis en latín y, en castellano, Antonio de Lebrija. Su legado es de enorme influencia en España, Europa y América; las gramáticas europeas y la preservación de las lenguas indígenas precolombinas gracias a las gramáticas amerindias le deben mucho. Y el profesor Maestre así lo quiso corroborar en determinados aspectos expuestos en su conferencia, hilvanada a través de la importante campaña denominada «Ad VNESCO omnes», emprendida recientemente y que va a tener una repercusión y trascendencia más que notables, hasta centrarse en cómo se fue forjando en Nebrija la convicción de la necesidad de una defensa a ultranza de los clásicos y de una lucha sin cuartel contra la barbarie, barbarie que desde entonces hasta nuestros días sigue adueñándose de la sociedad.

Previo a todo ello, la doctora y académica Dª María Elena Martínez Rodríguez de Lema realizó una semblanza de la dilatada trayectoria académica y profesional del profesor Maestre «que le ha llevado por todo el mundo la importancia del conocimiento de la lengua latina». Del conferenciante destacó «la enormidad» de su currículum, resaltando el más de un centenar de sus publicaciones, habiendo dirigido 47 tesis doctorales, así como sus cargos de director del Instituto de Estudios Humanísticos y presidente nacional de la Sociedad de Estudios Latinos, desde donde ha promocionado el proyecto «Ad VNESCO omnes», elevado a la comisión de Cultura y Deportes del Congreso de los Diputados como proposición no de ley y aprobada por unanimidad, con el objetivo de conseguir la declaración del latín y el griego como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. La presentadora quiso también destacar su condición de presidente del Comité Científico Nacional para la celebración del V centenario del fallecimiento de Elio Antonio de Nebrija, quien fuera el humanista español más importante, haciendo mención al acto celebrado en la localidad sevillana de Lebrija el pasado 5 de octubre para conmemorar la efeméride y que estuvo presidido por Su Majestad el Rey Don Felipe VI.

Precisamente el profesor Maestre comenzó su discurso de ingreso con palabras dedicadas a este reciente acontecimiento y la importancia del respaldo de las más altas autoridades a un proyecto trabajado por un grupo de personas especializadas con un objetivo fundamental: defender las lenguas clásicas «a través del convencimiento». No dejó pasar la oportunidad para defender la necesidad de la existencia de «discursos de gran calado» con los que evitar que hoy día se produzca «precisamente una barbarie» que la humanidad podría sufrir con la actual situación de nueva guerra fría que se vive en el centro de Europa. «Los humanistas somos irenistas y defendemos la paz», sentención en un preámbulo en el que mostró una ilustración medieval del asedio mongol con catapultas a una ciudad que los estudiosos identifican con Caffa y fechado en 1347, cuando la civilización europea estuvo a punto de desaparecer por la propagación de la peste negra.

Realizado este preámbulo, el profesor Maestre afirmó que el V centenario de Elio Antonio de Nebrija viene «en un momento extraordinario» y adelantó que en próximas fechas se celebrarán aun más acontecimientos relacionados con el padre de la gramática española. Centrándose en el título de su disertación, demostró ser un especialista en la explicación del fenómeno de la barbarie a la hora de considerarla como atentatoria contra las lenguas y la cultura, y advirtió de que «la barbarie está ahí». El conferenciante puso ejemplos de traducciones erróneas de textos latinos como advertencia de lo que puede suceder si se ignora la importancia del latín tanto gramatical como históricamente. La importancia de Elio Antonio de Nebrija en este sentido fue reseñada en el discurso, así como la trayectoria emprendida por el humanista mientras residió en distintas ciudades o países como Italia -en 1462 y regresando a España muy posiblemente al menos nueve años después-, mostrando así su disconformidad con la versión de que Nebrija solo permaneció cinco años en tierras transalpinas y que hablan incluso de que el propio gramático falsificó su expediente académico.

En su recorrido cronológico por la vida y obra de Elio Antonio de Nebrija, el profesor Maestre afirma que «fue en Salamanca donde la declara la guerra a la barbarie», al comprobar que quienes hablaban latín era un número muy residual de personas, otras lo hacían en castellano y una parte «bárbaramente, ni en uno ni en otro». Posteriormente, el disertador expuso ejemplos de la presencia de un ‘mal lenguaje’ invasivo contra el latín a lo largo de los siglos XV y XVI y la labor de Elio Antonio de Nebrija para evitar los efectos de los ‘nuevos bárbaros’ ocasionados por la falta de conocimientos del latín, el griego y la cultura clásica, la preparación adecuada en el Renacimiento y en los tiempos contemporáneos «los nuevos bárbaros por la falsa confianza en las nuevas tecnologías».

Tras finalizar su discurso, el presidente de la Academia agradeció al profesor Maestre su alocución, entregándole una copia del cartel anunciador de su conferencia como detalle a modo de presente. Cerró el acto la alcaldesa de la ciudad, Dª Patricia Cavada, felicitando a los miembros de la nueva junta de gobierno de la institución académica y la labor «tan planificada y con auditorios llenos de público» como es el caso de los actos que organiza la Academia.

A continuación puede visionarse el vídeo del acto completo y seguidamente una galería fotográfica.

Deje un comentario sobre esta comunicación o noticia

A %d blogueros les gusta esto: